25 Conceptos para premini (benjamín)

Llevo unos cuantos años ya enrolado en el maravilloso mundo del minibasket, años en los que he ido formando una metodología propia, un ‘estilo’ de entrenamiento y un lenguaje con el que manejo las sesiones y me dirijo a mis jugadoras.

Esto llega en progresión no lineal desde que coges tu primer premini (muchas veces pienso en ellas y pido que me perdonen por el destrozo que hice con sus talentos baloncestísticos), sin referencias previas y creciendo a través de los años a base de ensayo y muchos errores, acudiendo a cada charla, clinic, seminario, curso que me pusiera en el camino correcto, visitando aquellos lugares con tradición en canasta pequeña de donde poder extraer un método y llevando todo esto a mi campo de batalla, cada día, probando sobre el material humano que manejo y encontrando poco a poco las formas adecuadas para crear mi estilo propio donde FORMAR, CRECER y COMPETIR son los tres pilares que cada temporada logramos asentar de manera efectiva.

Dentro de esta metodología en premini me iba dando cuenta que acabo repitiendo una serie de conceptos como mantras, cada temporada, cada semana de entreno, recito ad infinitum una serie de frases que van calando en la jugadora y que pretendo que interioricen para que cuando lleguen a la categoría alevín sus entrenadores y entrenadoras puedan dedicar el tiempo en cuestiones más avanzadas porque estas están ya impresas en su ADN de jugadoras de baloncesto.

Comparto con vosotros mis mantras, de manera desordenada porque ninguno es más importante que otro, pequeños conceptos técnicos y de táctica individual que sirven para el juego con oposición, cosas que si la jugadora (el jugador) de 8 y 9 años es capaz de pensar sobre ello, entender y empezar a ejecutar, su mejora resulta exponencial.

Algunos pensaréis que son demasiados o demasiado ambiciosos, otros que me quedo corto y podríamos intentar más cosas, por mi experiencia estos son los que una jugadora debería tener claros al terminar su etapa benjamín.

Frases y las pequeñas explicaciones que les doy cuando las pronuncio las primeras veces:

ATAQUE

SI BALÓN VIENE HACIA MI ME SEPARO
Dejo sitio a mi compañera para tomar decisiones, arrastrando a mi defensora conmigo o, si la defensora se queda con mi compañera que lleva el balón, quedándome sola para que me pueda pasar. Trabajamos más conceptos de espacio y tiempo sin que se den cuenta de ello, pero con este bien ejecutado ganamos la suficiente fluidez para jugar.

NO BOTO INMEDIATAMENTE AL RECIBIR

Salvo que vaya en carrera orientada al aro. Me doy una pausa mínima para leer lo que hay delante de mi. Con la práctica esta pausa cada vez será más pequeña hasta que la lectura se pueda hacer en bote de progresión.
En esto, como en todo lo demás, hay amplio debate. Muchos entrenadores prefieren que el jugador/a de iniciación ataque siempre tras recibir para después, con el paso de las horas de práctica, ir domándolo y que aprenda a pensar antes de botar o, aún mejor, saber qué hacer incluso antes de tener posesión del balón. La cuestión final es no botar por botar, que entiendan que botan por una razón.

DESPUÉS DE DRIBBLING PASO SIEMPRE CON UNA MANO DESDE BOTE
Hasta la obsesión, no cogemos el balón para pasar. Esto permirirá en el futuro que puedan ‘no dar’ un pase que parecía claro y fue bien defendido y seguir botando.

NO MATO EL BOTE NUNCA

En la linea de lo anterior, no dejo de botar si no voy a tirar. Yo enseño desde que empiezan a botar el ‘bote de escape’. Da igual si lo hacen con los ojos mirando al aro o no, ya iremos puliendo la parte técnica. Al principio les damos esta herramienta para que no dejen de botar, y así mantener el juego vivo, al ser interceptadas por la defensa.

CADA VEZ QUE RECIBO EL BALÓN MIRO AL ARO INMEDIATAMENTE
Me oriento hacia el espacio que quiero atacar para poder leer que hay allí.

ATACO EL LADO CONTRARIO DE DONDE VIENE EL PASE

Si ataco el mismo lado de donde viene el pase me encontraré con la defensa allí esperándome mientras que, seguramente, el lado contrario esté mucho mas despejado.

SI NO ESTOY DEFENDIDA NO ME PARO, BUSCO COLOCARME BAJO EL ARO
No me paro nunca. Si mi defensora acude a una ayuda o se despista voy inmediatamente debajo del aro y pido el balón. Si me vuelven a defender me voy de allí ocupando un espacio libre. 

NO ATACO DE ESPALDAS, SIEMPRE DE FRENTE CON LOS PIES MIRANDO AL ARO
No puedo estar a 8 metros del aro atacando ‘de culo’. Enfrento a mi defensora y la rebaso si puedo o boto atrás si me aprieta, siempre sin orientar los pies para no dar pistas de porque lado puedo salir.

SI CORTO HACIA EL ARO SIEMPRE OJOS/MANO ADELANTADA MIRANDO BALÓN

Cortar confiando en que me pueden pasar y que mi compañera vea claro un objetivo.
Esto lo digo con la boca pequeña, creo poco o nada en el pasar y cortar, ya que nadie recuerda la última vez que le pasaron un balón a una jugadora que cortó hacia el aro. Prefiero dividir y doblar, pero esta es una dinámica difícil para estas edades donde no hay habilidad en el bote y menos aún para pasar con precisión. Además de que el trabajo de las jugadoras sin balón es aún muy primitivo. Entonces que pasen y se vayan a ocupar otro espacio es más que suficiente.

TRAS TIRO, SEGUNDOS Y TERCEROS ESFUERZOS AL REBOTE, NO ME PARO
No me rindo, si fallo peleo por el rebote y vuelvo a intentarlo, las veces que sea necesario.

CASTIGO LA DUDA O ERROR DEFENSIVO. VERTICALIDAD
No doy curvas, si la defensora de la jugadora con balón duda o se equivoca y no está delante de mí, entre el aro y yo, ataco vertical, en línea recta.

TIRO SIEMPRE QUE NO ESTÉ DEFENDIDA
Cada una conoce su distancia máxima desde donde puede meter, que crece con las semanas de entreno, ese es el rango. Si estoy sin defensora, con el balón bien cogido, en mi rango, tengo que tirar.

UN 2c1 ES UN 1c1+1
En un dos contra uno en superioridad no paso el balón hasta que haya fijado a mi defensora, si esta no está en mi línea balón-aro ataco vertical, cuando la defensora se coloque en esa línea paso a mi compañera que estará lo más cerca del aro que pueda dentro de una distancia lógica donde pueda llegar el pase.

TRAS REBOTE OFENSIVO SI NO PUEDO TIRAR SOLA INMEDIATAMENTE “ABRO”

Si reboteo rodeada de jugadoras más altas que yo o no agarro bien el balón y lo bajo, no intento tirar, paso fuera o boto atrás y salgo de la ‘melé’, el resto de compañeras salen también y se abren y trato, con dos pases rápidos, de llegar al lado contrario y atacar desde allí.
Es un intento temprano de introducir “cambiar el balón de lado” aprovechando una situación de la que se saca poco rédito como son las melés de 8 jugadoras bajo el aro.

AUNQUE MI COMPAÑERA VAYA SOLA HACIA EL ARO CORRO CON ELLA
En contraataque de 1c0 si voy detrás de mi compañera no dejo de correr, ya que esta puede fallar y yo seré la mejor colocada para coger rebote y meter canasta.

MANO IZQUIERDA (O NO DOMINANTE)
Manejo, paso y finalizo con la mano izquierda todas las acciones que se desarrollen por o hacia el lado izquierdo. Derecha en caso de zurdas/os.
Tengo colegas entrenadores que no están de acuerdo con esto y dicen que estoy obsesionado, es posible, pero es la edad para hacerlo, después empieza a ser tarde.

TRES TIEMPOS (NORMA)
En una etapa avanzada, donde hemos conseguido cierto dominio de los apoyos y finalizaciones, introduzco la norma de los ‘3 tiempos’, esto es… una vez rebasada la defensora en el 1c1 (en posiciones de entre 5-6m del aro) tengo 3 tiempos para finalizar: 1 bote + 2 apoyos o 2 botes con un solo apoyo final. Con esto ganamos velocidad de ejecución y mejoramos los espacios de finalización, impidiendo que se metan debajo de la canasta y, muchas veces, que la ayuda llegue.

DEFENSA


SI NO LLEGO AL REBOTE DEFIENDO INMEDIATAMENTE
No me paro, actividad defensiva.

SI FALLO UN PASE DEFIENDO INMEDIATAMENTE
No me lamento nunca, actividad defensiva. Compenso error con trabajo defensivo. 

El concepto ENCADENAR ACCIONES es un poco complejo semánticamente para las más peques. Si tenemos suerte de tener la típica niña ‘eléctrica’ que no para quieta, podemos ponerla como ejemplo. En mi caso es Carlota, y a encadenar acciones le llamamos ‘hacer un Carlota’.. y todas lo entienden perfectamente.

COLOCARSE DELANTE DEL BALÓN COMO OBJETIVO PRINCIPAL
Hasta la obsesión, no corro ‘al lado’ de la jugadora con balón, me pongo delante y trato de detener su avance.

UNA VEZ DELANTE NO ME PARO NI ME LEVANTO. FLEXIÓN Y ACTIVIDAD MANOS
Si consigo lo anterior no me relajo. Si me pongo de pie me atacará de nuevo y me rebasará. Me flexiono y busco el balón con las manos.

OBJETIVO: QUE LA ATACANTE ‘DEFIENDA’ SU BALÓN
Muy importante. Tengo que intentar con mi actividad de pies y manos que la jugadora con balón no esté cómoda. Que en vez de estar leyendo lo que ocurre esté más preocupada de no perder el balón.

SÉ SIEMPRE DONDE ESTÁN MI JUGADORA Y EL BALÓN
Todo el tiempo tengo que tener controladas ambas cosas, no le doy la espalda al balón.

SI SOY ÚLTIMA DEFENSORA NO VOY HACIA EL BALÓN
Cuando el equipo contrario corre en superioridad y soy la última defensora corro hacia atrás tratando de hacer fintas defensivas y no me decido por el balón hasta que llegan a la zona y la jugadora con balón tiene mucho menos espacio para pasar a su compañera.

SI COMPAÑERA QUE DEFIENDE AL BALÓN PIERDE A SU PAR: PARO BALÓN
Si mi compañera que defiende a la jugadora con balón es rebasada en nuestro campo defensivo, donde estimamos que ya no puede recuperar a su par,  la defensora que está más cercana trata de parar el balón lo más lejos del aro posible.
No es importante el ‘sistema’ de ayudas en esta etapa, pero sí que entiendan que la defensa del balón es un asunto colectivo.


Seguro que se os ocurren algunos más o que creéis que alguno sobra, podéis aportar en los comentarios del post. Gracias por adelantado!

You may also like...

7 Responses

  1. Jose dice:

    Gracias por la aportación, me ha parecido de lo más interesante. Me parece muy intenso para niños que llegan en blanco completamente, pero uniendo este con el post “adelanto de la exigencia”, me parece bastante posible alcanzar gran parte de los objetivos.

  2. Horacio Castro dice:

    Excelente puntos tanto defensivos como ofensivos

  3. Horacio Castro dice:

    Cómo obtenerlo más artículos de estos, estoy iniciando con una escuela de Minibasket

  4. Carloa dice:

    Muy buen articulo..Una pregunta,qué estrategias o como trabajas la recepcion despues de canasta?
    Algun consejo? Saludos!!

    • Robez dice:

      Hola Carlos, muchas gracias por leerlo. Con mis pequeñas trabajo en varias “capas”, empezando en analítico, juego reducido y ampliando las variables después.

      Por supuesto hay que empezar por la parte técnica. Que sepan pasar correctamente con ambas manos y que aprendan a leer la posición de la defensa, sobre todo la de brazos y manos. En tríos por ejemplo, donde la pasadora tenga que leer si pasa por encima de su defensora o picado por debajo. Para mejorar el pase hay mil rutinas útiles.

      Después tienen que reconocer los espacios. Para esto construyo una rutina muy simple donde trabajando por tríos, una saca, otra ‘defiende’ y otra recibe. La receptora y la defensora se colocan cerca de la pasadora, menos de 2m, y la defensora simplemente se coloca delante, detrás, a la derecha o a la izquierda de la atacante. Esta salta hacia el espacio libre: delante con defensora detrás, derecha con defensora en la izquierda, izquierda con defensora a la derecha y atrás si su defensora se coloca delante. En esta situación la defensora solo ‘marca’ la defensa, no roba el balón. Así aprenden a leer y reconocer los espacios libres. Después permitimos que la defensa se coloque, sin estar agresiva, pero pueda forzar un poco más el pase, dejando que se estire para robar. En una tercera fase podemos dejar que la defensa empiece en una de las cuatro posiciones marcadas pero en clara actitud de robar el balón y aquí introducimos las fintas de recepción y el engaño. Dejamos que ellas solas traten de descubrirlas y después las guiamos a partir de lo que hemos visto.

      Después trabajamos en situaciones de recepción real en juego reducido. En 1c1 hacemos que la atacante nos pase (o a una compañera, dependiendo el control que queramos sobre la tarea) y tenga que recibir de nuevo para jugar 1c1. Aquí leerá la posición de la defensora y los espacios libres y aprenderá hasta que distancia su compañera puede llegar con precisión. Además, de esta manera, descubren de manera natural la puerta atrás. Puedes condicionar un poco la defensa, prohibiendo que permitan la puerta atrás, o dejar que se abalancen sobre las líneas de pase.

      Por último a mi me gusta mucho jugar a dividirlas en dos equipos, jugando a toda pista y anotar sin bote. Al principio será un batiburrillo y todas estarán a 2m del balón, dificultando los pases y el avance hacia el aro. Pero poco a poco, parando y explicando, conseguiremos que jueguen cada vez más abiertas y haya mayores y mejores espacios. Ahora el trabajo de recepción del ejercicio anterior es menos ‘libre’ ya que algunos espacios están ocupados por mis compañeras y la defensa. Verás que fintan y buscan espacios libres y si ayudamos al ataque a pivotar y saber leer el tiempo y el espacio donde tienen que pasar habrá muchas más conexiones.

      No obstante es algo que se mejora compitiendo, en situaciones reales. Dando instrucciones a la pasadora “échate un paso atrás” para que pueda ver mejor y a sus compañeras que empiecen separadas del balón y lean dónde se colocan las defensoras para arrancar rápido hacia un espacio libre y a una distancia buena para su compañera con balón.

      En todo este proceso es bueno no olvidarse del contacto. Es necesario que las jugadoras que quieren recibir se pequen, contacten y ’empujen’ a las defensoras para conseguir pequeñas ventajas en la arrancada. Empujar no es desplazar a su par si no aguantarla en el momento de arrancar para que la defensora siempre vaya por detrás en su reacción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *